“Me he sentido como el verdadero protagonista de la historia”

Y yo que me alegro.

Por fin he podido hacerme con la redacción de las impresiones del grupo de alumnos jugadores sobre los juegos de rol y las sesiones que hemos estado llevando a cabo. La calidad de sus aportaciones es muy diversa, como corresponde a la naturaleza de un grupo que incluye alumnos repetidores, alumnos de sobresaliente, deportistas, frikis en potencia… características no excluyentes entre ellas.

Antes de pasar al análisis de sus redacciones quiero señalar dos cosas: por una parte, que la manipulación del texto no ha ido más allá de la corrección de las faltas de orografía y redacción más escandalosas, y por otro lado, que en ocasiones la argumentación puede parecer, y es, repetitiva.

Dicho esto, de sus textos se deduce lo siguiente:

Si vamos por partes, lo que más se repite y lo primero que todos destacan  es la referencia al alto grado de entretenimiento que les han reportado las sesiones de juego. En este punto son unánimes. La diversión,  difícil de cuantificar numéricamente, es enorme, mayor que la que ofrecen los juegos de pc, play… Esto es positivo para la experiencia, pues uno de los objetivos iniciales era demostrar que los adolescentes podían divertirse en su tiempo libre sin estar esclavizados por las nuevas tecnologías y los videojuegos.

La experiencia ha sido genial, porque me lo he pasado mejor que si hubiera jugado en línea con un amigo

Me lo pasé muy bien jugando. El tiempo se me pasó bastante rápido

Hoy hemos aprendido a jugar a juegos de rol. Ha estado bastante bien y es preferible a estar con un ordenador, al menos te ríes más y te lo pasas mejor

Me parece que es una experiencia nueva y muy divertida. Pensaba que eso del ROL sería muy aburrido pero en cambio es bastante divertido y entretenido

Juntarte con los amigos y echar risas con la imaginación y planear un ataque “sigiloso” me ha gustado mucho más que algunas tardes en Dofus

imaginacion-poderosaOtra cosa que destacan es la sensación de ser realmente el protagonista de la  aventura con posibilidades prácticamente infinitas (sujetas, evidentemente, a la guía del máster). El mundo de su imaginación se les ofrece como un inmenso sandbox donde tienen libertad total (por el momento les dejo creer que así es). A sus ojos no parece haber puertas cerradas ni callejones que les obligan a ir en una dirección concreta para poder seguir con el desarrollo de la historia.

Me he sentido como el verdadero protagonista de la historia

Una de las cosas por las que me gustó fue porque te da más libertad que cualquier otro juego de pc, play, etc. También me gustan los personajes ya que cada uno te va a servir e algún momento. Además tú eres el que crea la historia y se va dejando “ventanas abiertas” a lo largo del juego

No me imaginaba que sería tan divertido: la trama de cada personaje, la historia del juego, etc. Pensé que no se podía ir tan a tu bola

Otra aportación hace referencia al ecologismo que encierra un juego de rol. Al respecto he de recordar que la experiencia arranca de una explicación del concepto decrecimiento (reducir el consumo, incrementar la socialización…). Para jugar no es necesario tener 7 ordenadores encendidos y conectados a la red, nos basta con un libro y hojas de papel reciclado o reutilizado.

Me parece más ecológico, divertido, ingenioso y útil

Otro de los alumnos hace especial hincapié en el uso de la imaginación y cómo los juegos de rol nos permiten explotarla de una manera diferente a como lo han estado haciendo hasta ahora. En un alegato antitecnológico que parece inspirado en la yihad butleriana, pero que en realidad lo está en un programa de Cuarto Milenio, un alumno alega que las nuevas tecnologías

no aportan ningún tipo de apoyo o conocimiento psicológico al ser humano pero sí que facilitan o empeoran, según cómo se vea, algunos aspectos físicos

sisterhood_of_dune_prop_poster_3_by_duratecSostiene, además, que las nuevas tecnologías

hacen que la humanidad pierda inteligencia y cultura

Por estas razones, sigue el alumno,

estaría muy bien que se juegue a rol para dejar de lado las nuevas tecnologías, rehacer la capacidad humana de imaginación y parar la involución psicológica (o evolución regresiva, como dicen los estudiosos)

Resumiendo

me gustan los juegos de rol, según lo que estoy jugando, ya que no se utiliza ningún tipo de tecnología y permite aprovechar completamente la imaginación y rehacerla o, incluso, mejorarla. He de destacar también, que estimulan la inteligencia ya que son una variante de los juegos de estrategia, o eso creo.

Por último, en sus escritos también aparece reflejado el concepto de socialización. Comprenden que la interactuación con los demás es otro de los beneficios que se derivan de estos juegos colaborativos. De este modo otro alumno señala:

“…que un profesor sea el manager del juego y te trate como a un amigo y se ría de ti y tú de él y os riáis juntos demuestra que uno de cada un millón de profesores puede hacer clases y actividades entretenidas. Así también me estoy relacionando más con la gente que sólo hablo con ella en clase e incluso descubriendo el lado troll de gente inesperada.”

En conclusión, los textos que los alumnos han redactado tras haber jugado su primera sesión demuestran que han disfrutado tanto o más que yo preparando y enseñándoles qué son y cómo funcionan los juegos de rol. Es evidente que han captado los elementos positivos de éstos: diversión, socialización, uso de la imaginación… Pero todavía les queda un largo camino y muchas cosas por asumir. A nivel personal, una de las cosas que más me satisface es ser testigo de cómo algunos de los alumnos de este grupo que tenían tendencia a ignorarse o, incluso, a faltarse al respeto, están trazando una relación basada en la colaboración.

Más adelante, cuando hayamos realizado más sesiones y hayan acabado como mínimo una aventura volveré a pedirles una nueva valoración para pedirles un análisis más concienzudo y ver si mantienen su opinión.

Anuncios

14 comentarios en ““Me he sentido como el verdadero protagonista de la historia”

    • No pasa un dia en que no me pidan jugar 🙂 Y respecto al alumno y su opinión de las nuevas tecnologías es un caso único entre todos los que han pasado por mis aulas. Y mira que son una generación ultratecnológica. Casualmente son las mismas argumentaciones que Sánchez Dragó y Enrique de Vicente defendieron en Cuarto Milenio sobre la “involución” de la especie humana.

      • Humm, a mi una duda me corroe por dentro. Parece ser que no pertenecen todos al mismo grupo social, has visto algún acercamiento personal entre ellos en los patios, pasillos, aulas, etc o siguen separados y solo han socializado en esta actividad?

      • Si por grupo social te refieres a dentro del ambiente estudiantil, así es. Y también en lo académico es un grupo muy heterogéneo. Como todo grupo de jugadores están empezando a desarrollar un corpus de anécdotas y términos cuyo contexto y significado sólo ellos comparten. De momento entre ellos sí que están, de alguna manera, modificando sus relaciones, pero mantienen sus grupos de relación anterior en la hora del patio. Aunque todavía es algo pronto para ver cambios significativos a ese nivel, creo yo.

  1. La libertad de acción de los juegos de rol es una de sus características más atrayentes (al menos, es la que a mí me enganchó). Y las risas con los amigos.
    Me encantan este tipo de iniciativas. Enhorabuena y felicidades!!!

  2. Lo primero, me ha llamado la atención inicialmente la cantidad de comparaciones con el ocio digital (juegos en línea, consolas, pc’s… incluso desde el punto de vista ecológico). Supongo que reflejo de la importancia de este tipo de ocio hoy en día. En mis tiempos, con el MSX sólo se jugaba en modo autista cada uno en su casa. Recuerdo que mi primera partida de rol no podía evitar compararla con ver una película o una obra de teatro, no se me ocurrió compararla con un videojuego.

    Por otro lado, remarcan la importancia social. La interacción jugadores, director, historia que no existe en otros modos de diversión. No es que esté con contra, por supuesto. Sino me parece remarcable por el hecho de que pone de manifiesto que conocen las faltas del ocio digital.

    No me extrañaría que alguno de los jugadores intente dar el siguiente gran paso. Pasar al otro lado de la pantalla.

    • Cada generación tiene sus referentes. A mí me ocurre igual, me imagino más el cine de aventuras como referente, y menos, aunque también, los juegos de ordenador.
      Y eso de dar el paso al otro lado es lo que me gustaría, que de aquí a un tiempo, el año que viene quizás, se puedan dedicar a dirigir otros grupos. Así podríamos multiplicar el número de alumnos al que llega la experiencia.

  3. Me encanta esta iniciativa. Me has animado para intentar algo parecido con mis alumnos. Aunque me da vértigo meterme como master. A ver si me hago con este juego que has puesto porque me parece de lo más adcuado para este objetivo

    • Anímate! No lo dudes ni un momento! A mí también me daba algo de reparo hacer de máster, pues lo había hecho pocas veces y ya hace años. Pero con un grupo de adolescentes que no han jugado nunca es más fácil que con jugadores expertos, o al menos eso me parece. Búscate un grupo de alumnos interesados, y cualquier temática que les pueda resultar interesante, una aventura facililla que les anime a querer más y ya los tienes enganchados para lo que queda de curso. Buena suerte!

      • natxopv>>>con un grupo de adolescentes que no han jugado nunca es más fácil que con jugadores expertos

        Y tanto, es la famosa regla del 10%. No necesitas más que tener un 10% de ventaja sobre los jugadores en términos de reglas “in-game”, conocimiento del trasfondo, y control de las mecánicas meta-lúdicas y/o meta-narrativas (gestión de egos, personalidades y actitudes en el mundo real, el entorno de la mesa de juego…), etc. Por supuesto, con jugadores más experimentados, ese porcentaje puede ser inalcanzable… y entonces se puede suplir con madurez y buena voluntad de las partes: mutuos sobreentendidos y acuerdos tácitos y en general, como digo, buena voluntad. Supongo que el problema gordo nos ha venido a todos los Masters cuando nos encontramos con jugadores muy experimentados y muy poco maduros, pero ya hace mucho que a mi no me pasa.

      • No sabía que existiese un concepto parecido a esa “regla del 10%”… pero es cierto, y aunque se me puede haber pasado por la cabeza no había llegado a verbalizarlo de ese modo. Si al final, con tantos comentarios y aportaciones estoy aprendiendo yo tanto como los chavales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s