Reseña: Bàrbars de Lemúria, de Maqui Edicions

He de reconocer que tenía a Conan cogiendo polvo en las estanterías; los cómics y libros que narraban sus heroicas hazañas parecían condenados a dormir el sueño de los justos. Sin embargo, tres sucesos próximos en el tiempo (teniendo en cuenta que el tiempo es relativo y personal) me han hecho recobrar el interés por el subgénero fantástico de espada y brujería: la publicación por Maqui Edicions del juego Bàrbars de Lemúria, la iniciativa gplusera de Epic Role Battle of Fantasy y el kickstarter de un juego de mesa de las aventuras de Conan.

De los tres hechos, vengo a hablaros de Bàrbars de Lemúria (Barbarians of Lemuria en su inglés original). Es un juego de rol ambientado en el género de Espada y brujería, lo que significa que este juego va de grandes espadas en manos de personajes cachas y malvados brujos que lanzan hechizos alucinantes cuando son PNJ’s, pero no sí son PJ’s.

barbars

Portada de la edición en catalán

Maqui Edicions ha sacado una versión en catalán del juego diseñado por Simon Washbourne que cuenta con 202 páginas y está impreso en blanco y negro, como la vieja Espada Salvaje de Conan. El libro está dividido en 10 secciones y acompañado de muchas, aunque no suficientes ilustraciones. De hecho, el apartado gráfico es mejorable, no por la calidad de los autores sino por la calidad de la edición: ¡Algunas ilustraciones están algo pixeladas y poco definidas!

La introducción, breve pero suficiente, nos ubica geográfica y temporalmente en Lemuria y las varias etapas históricas que jalonan su devenir como escenario de aventuras. Los diferentes sucesos, de carácter fantástico y heroico, nos aseguran un sinfín de ruinas por explorar, hechos legendarios y mitológicos que contar al calor de las hogueras y algún objeto de gran poder por el que iniciar una búsqueda.

En juego de rol se nos define dicho concepto para los no iniciados y nos presentan la mecánica básica del juego: tirar 2d6 + atributo + habilidad de combate/carrera/modificador. Un 9 es un éxito. Un 12 siempre es un éxito y un 2 un fracaso. Me gusta mucho su sencillez.

En crear un héroe se nos explican cómo funcionan los 4 atributos básicos (fuerza, agilidad, mente y atractivo), las habilidades de combate (pelea, cuerpo a cuerpo, a distancia y defensa) y los puntos de vida de los personajes. De nuevo el juego huye de complicaciones innecesarias, lo que no quiere decir que la historia de nuestro personaje no vaya a ser particular.

De eso nos hablan los capítulos carreras heroicas y los inicios del héroe. Un personaje no tiene habilidades, sino carreras que vienen a determinar lo que podría saber o no. Es más probable que un ladrón sepa esconderse en las sombras que danzar con gracia para el público. Al igual que Conan fue esclavo, gladiador, ladrón, pirata y mercenario antes que rey nuestros personajes pueden escoger 4 carreras de una amplia y ampliable lista. Podemos seleccionar también la procedencia del personaje, así como sus beneficios, debilidades e idiomas.

En jugar y el equipo del héroe, capítulos que rezuman acero y heroísmo, volvemos a hablar de la mecánica de juego, pero en mayor profundidad, con una tabla de dificultades, las normas de combate, los puntos de destino (que hacen de nuestro héroe un auténtico ejemplar de las novelas de Espada y Brujería), las recompensas y las armas y armaduras que pueden usar nuestros personajes.

En magia y alquimia se habla del uso de aquello que un buen bárbaro no usaría jamás. Y no sé hasta qué punto los jugadores tampoco, porque los hechizos, conjuros y pócimas requieren de unas condiciones bastante concretas, algunas harto difíciles pero que podrían dar pie a aventuras y tramas muy interesantes: sacrificios de vírgenes o libros únicos para los hechizos más poderosos.

En toponimia de Lemuria se habla de la geografía del mítico continente, las ciudades que lo jalonan, las cimas que lo coronan y las aguas que lo atraviesan. Se habla también de las razas no humanas, en principio destinadas a PNJ’s, pero algunas de las cuales pueden ser muy interesantes para los jugadores (mi favorita, una raza de vampiros que podría dar mucho juego) y directores de juego, pues algunas están apenas esbozadas y podemos enriquecer de muchas formas. Ahora bien, en este capítulo echo en falta más ilustraciones para el bestiario, pues para 33 criaturas hay sólo 2 ilustraciones. El capítulo se cierra con la lista de los 20 dioses de Lemuria y ejemplos de PNJ’s.

Por último, las sagas nos aporta bastantes ejemplos de personajes y 3 aventuras introductorias para empezar a jugar en este mundo salvaje que es Lemuria. Si eso no basta, a lo largo del manual hay ideas para desarrollar partidas y con un poco de imaginación grandes campañas.

En mi opinión, Maqui Editorial ha publicado un juego con mucho potencial, sencillo, ameno y que no tiene por qué limitarse exclusivamente a one-shots de entretiempo. Es más, por su carácter heroico y salvaje, podría utilizarse para recrear cualquier saga o conjunto de relatos de espada y brujería: Conan, Kull de Atlantis, las historias de Zothique o incluso las películas de Simbad el marino.

¿Y en la práctica cómo es? Tuve el gusto de probarlo con un grupo de bachillerato (4 jugadores y una jugadora) y cumplió lo que se esperaba de él: acción a raudales, personajes de grandes capacidades, situaciones peliculeras y explosiones de júbilo bárbaro. Es un juego en que los personajes lo tienen difícil para morir, pero claro ¿acaso algún héroe muere? Los personajes empezaron atrapados en una celda, de la que salieron como saben hacerlo los héroes: a golpes. De ahí pasaron a la arena de combate, donde se deshicieron de dos horribles lagartos gigantes entre los vítores del público. Finalmente, lograron salir de la ciudad para correr nuevas hazañas.

¿Pero esto es educativo? Pues de todo en esta vida se pueden sacar lecciones. La fantasía heroica se ubica en un contexto en que la vida se rige por modos de comportamiento y estructuras sociales entre medievales y antiguas y las desproporcionadas diferencias entre hombres y mujeres puede generar un debate sobre cuestiones de género. Además, la edición está en catalán, lo que para mis alumnos implica que esta lengua no sea solo el idioma en que cursan sus estudios, sino también una lengua de juego.

Anuncios

2 comentarios en “Reseña: Bàrbars de Lemúria, de Maqui Edicions

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s