Diario de una gamificación (XIII)

Este tercer trimestre no he podido organizar ninguna narrativa para la experiencia de gamificación. La falta de tiempo y de una idea clara para la ambientación me lo han impedido. Sin embargo, eso no ha significado renunciar al uso de otros elementos que me permiten seguir adelante. Se podría decir que este trimestre es el de la consolidación de algunos recursos y la puesta en práctica de otros nuevos.

En primer lugar, he mantenido el uso de Classdojo. Con esta herramienta he tratado de potenciar algunas actitudes positivas como la puntualidad en la llegada y la entrega de actividades, la dedicación a las actividades en clase para evitar llevar deberes a casa o  el ambiente tranquilo en el aula. Una de las premisas básicas que me han guiado en su uso ha sido la de no utilizar los puntos rojos, tratando de hacer prevalecer el refuerzo positivo frente al negativo. Todavía me falta por organizar algún sistema de mercadeo con los puntos acumulados de Classdojo, ya que hasta ahora se sumaban a la puntuación total del alumno.

CartageoEn segundo lugar, y en relación con la idea anterior, estoy considerando la creación de tarjetas con diferentes recompensas. El primer ejemplo que he puesto en práctica es la tarjeta Geógrafo, creada con Hearthcards, un programa de creación de cartas para el juego Hearthstone. La carta permite eliminar una pregunta del siguiente examen. La única condición, haber entregado los 5 mapas que los alumnos debían hacer como trabajo en el aula. El próximo año tengo que darle un tono más épico a esto de los mapas…

En tercer lugar, he trasteado con Kahoot y la visualización de un documental sobre la huella del ser humano en el planeta. Por cada sesión de visualización dedicábamos unos 10-15 minutos a comprobar la atención de los alumnos a la información proyectada. Puedo decir que ninguno se durmió durante la proyección y que los resultados del test posterior al vídeo fueron bastante positivos.

En cuarto lugar, he montado una actividad con la dinámica de Break Out Edu, presentada en la entrada anterior. En esta ocasión el público objetivo no eran profesores y formadores, sino mis alumnos de 2º de ESO. Unos misteriosos ladrones habían forzado la seguridad de la fábrica de Anís del Mono en Badalona, su ciudad, y habían robado la fórmula secreta del licor. Como única pista para plantear el rescate habían dejado una misteriosa caja cerrada con 5 candados y 5 sobres con instrucciones de apertura.

Abrir los candados no iba a ser fácil. Para obtener las combinaciones numéricas debían interpretar correctamente las tablas  estadísticas de población, natalidad y mortalidad de Catalunya, así como resolver un cuestionario. Para ello, debían trabajar en equipo, pues algunos fragmentos de información necesarios se encontraban repartidos entre los diversos sobres.

¿Queréis saber cómo les fue? Pues estad atentos, porque en breve colgaré un resumen de la experiencia y toda la información para que la podáis llevar a la práctica.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s