Jugando en clase: la dinámica de los cubos

F13Hoy voy a hablar de un juego de simulación que creo que no es muy conocido, o no tanto como debería. Es uno de esos juegos educativos que ayudan a explicar fenómenos sociales complejos pero que pocos profesores se ven capaces o con ganas de llevar a cabo.

Fue mi mujer, hace años, quien me puso al corriente de este juego. Según su experiencia, su profesor de Historia de BUP llegó un día a clase con un montón de cartulinas, dividió a las alumnas (sí, era un centro que separaba por sexos, y no estoy hablando de los tiempos del franquismo) en tres grupos y les dio a cada uno unos materiales (lápices, pegamento, reglas). El objetivo, hacer cubos de papel de 6 caras (d6 para los amigos frikis). Quien más cubos tenía al final de la clase ganaba. La gracia estaba en que el reparto de cartulinas y materiales, como pronto pudieron observar ellas mismas, se había hecho de forma desigual. Había un grupo con mucha cartulina y pocos materiales, otro con muchos materiales y poca cartulina, y otro más o menos equilibrado.

¿Cuál era el perverso objetivo pedagógico que se ocultaba tras aquella actividad aparentemente sin sentido? ¿Para qué quería el profesor aquellos cubos de cartulina? ¿Por qué iba a querer nadie separar por sexos a los estudiantes?

Indagando por la red descubrí que esta actividad se llama “la dinámica de los cubos” y lo que en realidad persigue, como puede que hayáis descubierto los más perspicaces, es simular el sistema de producción e intercambios entre países desarrollados y subdesarrollados o en vías de desarrollo.

Interesante ¿verdad? Y como no podía ser de otro modo decidí probarlo. En mi caso lo llevé a la práctica en 3 grupos hace 2 cursos. Dos de estos grupos eran de 3º de ESO y uno de 2º de ESO. En los grupos de 3º de ESO lo llevé a cabo como parte de la explicación y práctica de las relaciones económicas globales en la materia de geografía. Aquí la experiencia fue un éxito, los alumnos más avispados enseguida comprendieron de qué se trataba. En el grupo de 2º de ESO lo llevé a cabo como una actividad de tutoría y no fue tan bien como esperaba. Hay que decir que, de por sí, esta tutoría era bastante complicada. En este grupo, los jugadores que interpretaban los países más pobres decidieron dejar de jugar enfadados por no estar en igualdad de condiciones. Supongo que la madurez de los jugadores es un factor a tener en cuenta, sobre todo si se trata de un juego competitivo.

Es una actividad muy manual, que potencia la colaboración entre equipos y enseña de manera práctica y a reducida escala un esquema macroeconómico actual. Podría aplicarse a cursos superiores, como 4º de la ESO y 1º de Bachillerato sin ningún problema. Bueno, a decir verdad sí que hay un problema, y se trata de un problema económico.  Los recortes en educación han reducido el gasto en material escolar al mínimo, así que es probable que, como en mi caso, nos encontremos con que utilizar más de 10 cartulinas en una sesión sea casi un crimen.

Por último, aquí os pongo dos enlaces (uno y otro) con las instrucciones del juego. Animaos a probarlo, aquellos que podáis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s